Cultura

Treinta años dando voz a los que no pueden alzarla

Ramón Díaz, Mireia Fernández

Javier Rodríguez estudió Comunicación audiovisual en Barcelona y se especializó en periodismo social. Desde 1987 viene realizando diferentes reportajes que son un barómetro de las grietas que muestra el mundo. Ha recorrido 115 países de los 5 continentes y ha elaborado más de 150 reportajes de fondo: conflictos armados y hambrunas, pandemias del SIDA y la malaria en África, el tráfico de esclavos en Haití y Nepal, la población mutilada por minas en conflictos como el de Camboya, etc.


Ha recorrido 115 países de los 5 continentes y ha elaborado más de 150 reportajes de fondo…

Sus trabajos abarcan el estado mundial de la infancia –niños de la calle, tráfico de menores, niños obreros y soldados, cárceles infantiles, mutilación genital femenina, rutas de los mercados del sexo infantil etc.- y estos le han llevado a diversos países del continente negro, sudeste asiático, Indochina, América Latina y China continental para relatar su tragedia.

Entiende que el periodismo forma parte de la sociedad y, por lo tanto,  debería estar al servicio de esta. Su intención siempre ha sido dar voz a esa gente que no tiene la posibilidad de alzar la suya y así pues, tener el mismo derecho de libertad de expresión.

Lleva 30 siguiendo la misma línea editorial porque es una manera de reflejar, por un lado, la capacidad que tiene el ser humano para llegar a odiarse y, por ende, llegar a ser hostil con sigo mismo; segundo, la capacidad que tiene este de sufrir; y por último, la capacidad que tenemos las personas de perdonar. Esas tres pinceladas son las que le llevan a hacer un periodismo social que no procure estar al servicio político o financiero, por poner un ejemplo… “Es un periodismo que piensa más en las personas que en las cosas”, expresa Javier.

De ahí su debilidad por adentrarse en estos países. En su recorrido por diferentes pueblos indígenas, desde la Amazonía brasileña a Papúa Nueva Guinea, ha mostrando la problemática de estas comunidades amenazadas por el “desarrollo”.



“Es un periodismo que piensa más en las personas que en las cosas”

Su labor periodística es publicada en diferentes medios de comunicación nacional e internacional: El País, El Mundo, ABC, Grupo Correo, Grupo Voz, etc. Así como algunos de sus libros como “Mujeres Invisibles“ o “Voces en OFF”, entre otros de los suyos expuestos en  Amnistía Internacional, han sido presentados a diferentes premios Nobel y Príncipes de Asturias como José Saramago, Rigoberta Menchú, Somaly Man , o el ex director de la UNESCO Federico Mayor Zaragoza…

No solo eso, sino que su labor profesional ha sido reconocida por distintas ONG,s y cuenta con el premio nacional de periodismo Manos Unidas junto al periodista Juan Antonio Pérez Arce por sus trabajos sobre el Tercer Mundo, incluso quedó finalista de los premios iberoamericanos de comunicación patrocinados por Naciones Unidas y la agencia EFE, por su trabajo “Los niños de barro” en América latina.

0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share via