Deporte

La última batalla de David Ferrer

Ramón Díaz

No es fácil encontrar las palabras para rendir homenaje a un ser humano de estas dimensiones. Tenista profesional y gran campeón, por supuesto, pero aquí hemos venido a hablar de la persona.

Como aficionado, es impagable haber disfrutado de un deportista con los valores de David Ferrer durante casi dos décadas, esa energía para dar siempre su máximo esfuerzo, ese coraje para no rendirse jamás, esa capacidad de aceptar lo que uno tiene e ir cada jornada a la batalla a chocar ante fenómenos que no tendrán piedad. El mensaje y el legado es de sobra conocido: lucha hasta dejar tu última gota de sudor. Solo así podrás ir en paz.

El pasado 15 de mayo, Ferrer dejó su última gota de sudor en la pista Manolo Santana, de la Caja Mágica. Una persona sencilla, amable y cercana, que guarda en su interior 19 años de carrera tenística con una trayectoría intachable: trabajar, caerse, levantarse y volver a intentarlo. Con esta filosofía consiguió ser el Nº3 en el ranking mundial de la ATP y 27 títulos; pero quizá esto sea lo menos importante.


“Es impagable haber disfrutado de un deportista con los valores de David Ferrer durante casi dos décadas”

La pista Manolo Santana se puso en pie para despedir a una de las figuras más grandes que ha dado el tenis español. En el recuerdo queda esas remontadas épicas a jugadores de la talla de Juan Martin Del Potro en La Cartuja o ese partido de 6 horas ante Philipp Kholschereiber que dio el pase a España a las semifinales de la Copa Davis del año pasado.

Todos esos recuerdos sobrevolaban sobre la Caja Mágica. David recordaba todos esos momentos, emocionado rodeado de familiares y amigos. En el fondo norte de la pista, se desplegaban dos pancartas gigantes con la cara de David y con la frase “Gracias Ferru”. David se llevaba una grata sorpresa cuando en las pantallas gigantes del estadio, salían las principales figuras de la ATP (Djokovic, Nadal, Federer…) dándole las gracias por los servicios prestados.

Después de todos estos momentos de emoción, saltaron a pista el director honorífico del Mutua Madrid Open, Manolo Santana y el actual director y compañero suyo, Feliciano López. Le hicieron entrega de un cuadro del jugador disputando el Mutua Madrid Open.

Una vez finalizada la ceremonia, David abandonó la pista entre una enorme ovación y la gente lloraba en su despedida. Recordaremos más al Ferrer persona que al Ferrer deportista, un tipo que muestra unos valores poco habituales en el mundo del deporte.

0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share via