Política y sucesos

El conflicto de Palestina también sonó en el Festival de Eurovisión

Henar Bosque

El pasado sábado 18 de mayo se celebró uno de los concursos más esperados por los europeos: la 64 edición del Festival de la Canción de Eurovisión. Tras ganar el año anterior la artista Netta con su canción “Toy” la cual hacía una crítica de la visión de la mujer como un objeto – este 2019 se ha celebrado el festival en el país de origen de la cantante, Israel.

El lugar de celebración no se ha librado de numerosas críticas. Debido a los graves problemas políticos por los que Israel está pasando, muchos son los que han visto el Festival de Eurovisión como una tapadera ante los problemas que sufre el país. A tal punto han llegado todas estas críticas hacia Israel que, a través de redes sociales, los usuarios han estado organizando un boicot al concurso, dejando de ver las actuaciones en señal de protesta. Esto ha tenido una gran repercusión en la audiencia española, teniendo este año un 36,7% de share, seguido por 5.449.000 espectadores, frente al 43.5% de share y 7.170.000 de espectadores que en 2018 siguieron Eurovisión.

Sin embargo, nadie se esperaba que estas protestas llegaran al interior del concurso, más concretamente entre los participantes. Islandia sacudió el plató de Eurovisión durante las votaciones cuando, al decir la cantidad de puntos que su actuación había recibido y la cámara enfocarlos, extendieron dos banderas de Palestina. Hatari, nombre del grupo que representó a Islandia, publicó más tarde en sus redes sociales un vídeo en el que se mostraba como uno de los encargados del evento les requisa las banderas.

En un comunicado, la Unión Europea de Radiodifusión recordó que “Eurovisión es un evento no político y esa actitud contradice directamente las reglas del concurso” y que por ello la organización de Eurovisión ya está estudiando si tomar medidas y sancionar el gesto de Hatari.

También Madonna, invitada especial al evento, protagonizó una polémica similar a las de los artistas islandeses. Durante la canción de “Future”, los bailarines se abrazaron de espaldas al público subiendo unas escaleras hasta donde la artista se encontraba, viéndose entonces las banderas de Israel y de Palestina grabadas en las chaquetas de estos. Con este gesto la cantante norteamericana intentó lanzar un mensaje de paz, llamando al diálogo a los gobiernos de ambos países.

Demasiadas canciones en inglés

Una de las mayores polémicas que acompaña a Eurovisión año tras año es el uso del inglés en lugar de las lenguas maternas de cada país. Son muchos los que reivindican que las naciones sean fieles a su cultura, sus raíces y, sobretodo, a sus idiomas, y así demostrar realmente la multiculturalidad del festival.

La razón tras el uso del inglés es la intención de acercarse más al público, conseguir que todos entiendan la letra de las canciones y así conseguir un mayor número de votos. Sin embargo, se ha comprobado que esto no es cierto, ya que han sido muchos los artistas que a lo largo de los años han cantado en su lengua materna y han conseguido vencer a aquellos que iban con letras inglesas.

Uno de los más recientes fue el ganador de 2017, Salvador Sobral, que ganó el concurso con la canción “Amar pelos dois”, íntegramente escrita en portugués. Y es que consiguió que el público entendiera el trasfondo de la letra con su actuación y el sentimiento que puso sobre el escenario.

Este año se ha visto cómo algunos países se han animado a ir a Eurovisión con sus idiomas, y muchos de ellos consiguiendo un gran éxito. Es el caso de Italia, que quedó en segunda posición y cuya canción ha llegado incluso a las radios españolas, así como también Noruega, que juntó además cantos típicos de su cultura que encantaron al público y les subieron al top 5. España con Miki también llevó una canción en español, “La Venda”, y aunque quedó en una baja posición, consiguió que todos los participantes se levantaran a hacer la conga durante la actuación.

Y es que el vencer con una canción no depende de que todos entiendan la letra, sino que se transmita la historia a través de la actuación y que haga vibrar a todos los presentes.

0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share via