Deporte

La mejor Champions de la historia

Jorge González / Álvaro Miranda

Aún hay quién a estas alturas sigue pronunciando la famosa frase de “el fútbol es sólo un deporte”. Pobres infelices.

Y no hay mejor manera de reflejarlo que con la edición de UEFA Champions League que estamos viviendo. Una locura. Bendita locura.

La Champions empieza pronto. Empieza cuando no han empezado las ligas, cuando no ha acabado el verano y el sol tarda mucho en caer. Y ahí, ahí arrancó la temporada del Ajax aunque nadie imaginaba lo que iba a suceder.

El equipo holandés comenzaba la fase previa de la Champions con un equipo mezclado entre juventud y experiencia pero con una edad media de 24 años. Quizá un equipo demasiado joven para una competición como la Champions League, o al menos, eso debieron pensar algunos.

La fase previa no cuenta con grandes equipos pero no significa que sea un camino de rosas. Aunque el Ajax no tuvo demasiadas dificultades en llegar a la fase final.

Llegó agosto y con él, el sorteo de la Champions para la fase de grupos. Como siempre, nos dejaba enfrentamientos muy interesantes. Liverpool-PSG, Juventus-Manchester United o Barça-Tottenham harían las delicias de todos los aficionados al fútbol.

La fase de grupos nos dejó grandes partidos pero, para ser sinceros, la verdadera Champions empieza en octavos. Y ahí fue donde empezó la locura de la que hablamos. El PSG se plantaba en Old Trafford para endosar un 0-2 a los red devils y dejarlos contra las cuerdas. En Madrid, el Atlético hacía un partido casi perfecto contra la Juventus de Cristiano y todo apuntaba a que los colchoneros estarían en cuartos. Por otro lado, en tierras holandesas el Madrid ganaba 1-2 al Ajax y dejaba encarrilada la eliminatoria pese a verse superado por el equipo de Ámsterdam en cuanto a juego.

Pero la Champions es la mejor competición del mundo y nunca puedes dar nada por hecho. El Ajax llegaba a Madrid liderado por Frenkie De Jong que había declarado antes del partido que “se veía con opciones de pasar” y así fue. El equipo de Ten Hag realizó un partido brillante y ganó 1-4 en el Bernabéu dejando al Real Madrid eliminado de su competición fetiche. En París, la cosa no fue distinta. Un PSG sin Neymar fue doblegado por el United de Solskjær y cayó eliminado en el descuento con un gol de Rashford de penalti.

Ahora, nos toca volar a Turín para ver otro de los mejores partidos de esta edición de la Liga de Campeones. La Juventus necesitaba 3 goles para pasar de ronda y parecía casi imposible remontar esa ventaja ante un equipo tan defensivamente ordenado y con uno de los mejores porteros del mundo como es el Atlético de Madrid, pero, esta temporada el equipo italiano contaba con un factor diferenciador con nombre y apellidos. Ni más ni menos que Cristiano Ronaldo, que marcó un hat-trick y volvió a demostrar su relación con la competición europea.

Al comenzar cuartos, ya empezaban las especulaciones con las hipotéticas semifinales pero como se suele decir “los partidos hay que jugarlos”. En esta fase, tendríamos duelos inglés entre el Manchester City de Guardiola y el Tottenham Hotspur de Pochettino. El partido de ida estuvo dominado por el equipo londinense que consiguió una renta de 1-0 con la que viajaría a Manchester. Por otro lado, la otra eliminatoria a destacar de los cuartos de final sería la que enfrentaría a Ajax y Juventus. El partido de ida estuvo muy igualado y el resultado fue un fiel reflejo del choque ya que fue un 1-1 que le ponía las cosas de cara al equipo italiano.

El fútbol es como la vida, hay muchas idas y vueltas y la vuelta podía volver a cambiar todo. En Inglaterra, el City necesitaba remontar ante un Tottenham más que motivado por plantarse en semifinales. Pero los pupilos de Guardiola salieron decididos, y llegaron a ir ganando 4-2, resultado que les clasificaría, pero un gol de Fernando Llorente volvió a dejar fuera a los cityzens. Un gol de Sterling en el minuto 92 pudo cambiar el rumbo de la eliminatoria pero el VAR anuló el tanto y los de Guardiola cayeron eliminados.

Ahora, toca volar a tierras italianas para hablar de la vuelta entre Juventus y Ajax. De nuevo, el Ajax realizó un partido espectacular que volvió a enamorar a toda Europa y consiguió eliminar a otro grande europeo. El partido acabó 1-2 con goles de Cristiano Ronaldo y dos de las sensaciones del Ajax y de la Champions, Van de Beek y Matthijs de Ligt.

Hasta este punto, esta edición de la Champions League, la podríamos denominar ya como la Champions de las sorpresas. Pero la mejor competición a nivel de clubes, nos tenía preparada alguna que otra sorpresa más.

El F.C Barcelona partía como favorito para llevarse el título, ya que con la caída del Real Madrid, Manchester City o PSG entre otros, los de Ernesto Valverde se posicionaban como algo más que aspirantes a levantar la orejona. Llego el dia clave, y el barcelona se vio abrumado por el juego del Liverpool que durante los 90 minutos del partido tuvo el dominio y monopolizó las ocasiones. Pero el Barcelona contaba con Leo Messi en el campo, y por mucho juego que propusiera el club inglés, si tienes a messi en contra, siempre te pueden hacer goles. Y ocurrió, el Liverpool a pesar de tener en sus manos las ocasiones y el juego, el barcelona demostró que también es capaz de ganar partidos sin tener el dominio total de la pelota. Un 3-0 que cualquiera firmaría para la ida de un partido de Champions y que ponía a los de Jürguen Klopp en una posición prácticamente imposible de remontar.

Pero esto es la Champions y como señala el cartel del túnel de vestuarios del liverpool: “This is Anfield”. Todo puede ocurrir. El Liverpool salió con una idea clara: la remontada era posible. Ya desde el primer minuto y al igual que en Barcelona, los ingleses dominaron el partido y las ocasiones, y los goles esta vez no tardaron en llegar. Una gran error defensivo de Jordi Alba (que no tuvo su noche), propició el primer gol del conjunto inglés y ponía el primero en el marcador. Nada más comenzar la segunda mitad, el Liverpool consiguió anotar el segundo gol, gracias a un error mayúsculo en la salida del balón por parte del equipo español, y ponía a los de Klopp a solo un gol de lograr el empate en la eliminatoria. No tuvieron que esperar mucho, ya que Wijnaldum tan solo dos minutos después del 2-0 consiguió rematar de cabeza un centro medido y batir a Ter Stegen haciendo el 3-0.

Llegó el minuto 79 y Anfield se vino abajo. Un jovencísimo Alexander-Arnold parecía que iba a sacar un córner rápidamente con la intención de conseguir el 4-0 que les diese el pase a la final, pero en mitad del lanzamiento desistió dando a entender que se retiraba de la esquina para dejar a otro compañero con el lanzamiento. Hasta que cuando los jugadores del Barça se dieron la vuelta para corregir errores defensivos entre ellos, el lateral inglés aprovechando el despiste blaugrana, puso el balón en juego y Origi, libre de marca, ya que los defensores no estaban todavía preparados para repeler el córner, remató a placer y consiguió su doblete personal y lo más importante, consiguió el pase a la final de la Champions.

En la otra eliminatoria, el Ajax volvió a mostrar que su juego no era fruto de la casualidad y con un brillante, consiguió que el Tottenham no dispusiera apenas de oportunidades claras con las que adelantarse en Londres y tuviera que recurrir al partido de vuelta para tratar de remontar un 1-0 con el que comparando el juego de los dos equipos, no dejase muchas opciones a los de Pochettino de alcanzar la final en el Wanda.

Llegó el partido de vuelta y a pesar de un buen planteamiento de los ingleses, el ajax consiguió adelantarse muy pronto en el partido con un gran testarazo del joven capitán de los holandeses, Matthijs De Ligt y lograron romper las tablas en tan solo 5 minutos. Media hora después y tras varias intentonas de ambos equipos, Hakim Ziyech logró el segundo tanto del ajax con el que certificaban su pase a la final.

A pesar de todo, el club londinense no se vio afectado por el resultado tan adverso y tras la charla de Pochettino en el descanso, salieron a morder desde el minuto 45. Tras un par de jugadas con las que avisaron al equipo holandés, Lucas Moura consiguió hacer dos goles con su pierna menos buena y logró poner el empate a 2 goles en el partido. Pero los ingleses necesitaban un gol más para pasar de ronda. Tras unos minutos agónicos, llenos de ocasiones, faltas, balones al palo, córners y demás, llegó el minuto 90 y el cuarto árbitro declaró que se iban a conceder 6 minutos más de tiempo añadido. Todo parecía perdido para el Tottenham, hasta que en el mismo minuto 96, el héroe de la semifinal, Lucas Moura, consiguió rematar un balón dentro del área con la zurda y le dio así la final al conjunto inglés que tanto habían estado luchando.

El 1 de junio llegará la final y visto lo visto, cualquiera se atreve a decir quién es favorito o quién cree que llega en mejores condiciones para el partido. Desde la redacción, creemos que el Liverpool saldrá campeón por lo que seguramente, el Tottenham gane en el último minuto. Lo que sí tenemos claro que será un partidazo y que hasta que el árbitro pite el final del partido, no hay nada escrito y que cualquier cosa puede pasar.

No está de más recordar que la Champions es diferente y que la vida sin fútbol sería demasiado aburrida.

0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share via