Entrevistas

Ilusión, trabajo y esfuerzo: ingredientes del éxito

Patricia Lastra

La radio ha sido una de las herramientas que siempre ha tenido en vilo a los estudiantes de Periodismo, Comunicación Audiovisual y Publicidad. A pesar de lo que han avanzado los medios de comunicación y como ha cambiado la sociedad en torno a su consumición, sigue manteniéndose fuerte y contando con oyentes fijos y futuros profesionales que sueñan con hacerse un hueco en la parrilla de su emisora favorita hablando de lo que más les gusta.

Las escuelas siguen fomentando la pasión por la radio

Desde muchos institutos y universidades se le otorga a la radio una importancia muy alta, y cada vez son más los que cuentan con un estudio propio en sus instalaciones. La Universidad Europea del Atlántico es un ejemplo de ello.

Desde que abrió su campus universitario, los profesores encargados de los grados de comunicación fomentaban a los estudiantes su pasión por la radio, con conocimientos teóricos por el principio. Uneatlántico decide entonces instalar un pequeño estudio de radio, que con el tiempo fue mejorando hasta lo que conocemos hoy en día como Uneradio, unas instalaciones radiofónicas completas.

La aventura empieza con los alumnos de los grados de Comunicación de la primera promoción. Por grupos empiezan a formar programas de radio, que cada uno se reservaba un rato de estudio para grabar pequeños programas, que se emitían en directo por internet. El inicio fue bueno, surgieron programas de todo tipo: magacines, telediarios, información deportiva, temas del corazón, programas destinados a cine y televisión, etc. Todo fue creciendo hasta el día de hoy que hay un montón de programas que se coordinan entre ellos para seguir sacando adelante Uneradio.

La experiencia de un programa pionero en la universidad

Nadie mejor que uno de los programas con más auge de aquella promoción formadora para contarnos su experiencia. En Tu Radio tuvo y tiene mucho éxito en la universidad y sus chicos hace tiempo consiguieron pasar de emitir en directo desde el estudio de la universidad a ser unos profesionales con un pequeño hueco en el dial de la mano de Arco FM.

Mario del Barrio, Ana Bringas y Cristina Noriega nos hablan de su experiencia personal tras el paso de Uneradio a la frecuencia de Arco FM.

En Tu Radio, surge como un proyecto voluntario de la clase de Rutinas de Producción en Radio y Televisión donde se agrupan entre amigos con toda la ilusión por hacer un magazine apostando por el entretenimiento, el humor y la actualidad. Los integrantes del programa inicial se han modificado, actualmente cuenta con dos de sus fundadores, Mario y Cristina y una incorporación estrella que llegó al programa conquistando a los oyentes desde el humor más profundo con sus consejos y su consultorio amoroso, Ana que es enfermera y apasionada de la radio, el teatro y la farándula. Desde hace dos temporadas En Tu Radio fue el único programa que salió del seno de la universidad y se hizo hueco en la parrilla habitual de Arco FM  donde los podéis encontrar cada viernes a las 10 de la mañana en el 103.2 FM.

Entrevista a los chicos de En Tu Radio


Logo En Tu Radio. Fuente: elaboración propia

Hablamos con ellos, para que nos cuenten cómo ha sido su paso y que ha aportado la radio para ellos, así como ellos a la radio.

¿De dónde surge la idea de crear un programa de radio?

Cristina: Cuando empezamos, la carrera y la universidad eran nuevas, y no estaban todas las instalaciones. En segundo curso teníamos una asignatura llamada Rutinas y Medios: TV y Radio con lo cual, necesitábamos un espacio para practicar. Entonces, la universidad nos informó que un día iban a traer el material para montarlo. Yo estuve ese día… todavía me acuerdo del lío de cables, la mesa, encontrar las cosas… Y ahí, empezó todo. Poco a poco, nos gustó más, y creamos una parrilla de varios programas para emitir un día a la semana.

Mario: Todo surge de las ganas de contar historias, servir de puentes entre toda esa información que muchas veces se queda sin megáfono y el público que busca algo distinto. Desde estar informado desde un punto de vista más alternativo hasta entretenerse con el buen rollo que se respira en el programa. Seguramente, la idea nace de esto último. Quizás vimos en la radio el caldo de cultivo perfecto para que un grupo de gente nos lo pasemos de miedo, divulgando, entreteniendo y disfrutando/riendo de nosotros.


Ana Bringas

¿Cómo nace la vocación radiofónica perteneciendo a un gremio profesional tan diferente?

Ana: Siempre he sido una persona muy activa, antes ya había hecho algún que otro monólogo y teatro. Me gusta mucho probar cosas nuevas, y en aquel momento me surgió la oportunidad de participar con este equipo y fui directa.

¿Creéis que es una cuestión de vocación?

Ana: creo que sí, hoy en día se utilizan mucho más otros medios de comunicación y el hecho de que te llame la atención la radio no es habitual.

Cristina: Creo que sí. Necesitas sentirte seguro y sin miedo para hablar tu solo frente a un micro a tus oyentes. No todo el mundo es capaz de hacerlo sin imaginarse el público al otro lado.

Mario: Es una cuestión de tener algo que comunicar y de disfrutar haciéndolo, que es en definitiva una definición posible de vocación. Es importante, en cualquier ámbito de la vida, y más en actividades, digamos, extraescolares, que se disfrute del trabajo y de la actividad. En el momento que se convierte en una rutina para nada placentera es mejor cerrar la puerta por fuera. Es una cuestión de vocación con los compañeros, de sentarte y sentir que todo funciona, esa yo creo que es la mejor vocación.

¿Cómo se crea un programa de radio desde 0 hasta llegar donde habéis llegado?

Ana: Cuando yo llegué el programa estaba ya en marcha. Aun así, lo que hemos conseguido es cuestión de esfuerzo y trabajo diario siempre intentando preparar las secciones lo mejor posible y tratando de hacer un programa que enganche a nuestros oyentes cada viernes.

Cristina:Recuerdo esos días con miedo, pero al mismo tiempo con muchas ganas. Al principio, todos teníamos que ir a reuniones para organizar y conocer perfectamente la mesa de sonido y el funcionamiento de todo. Para mí, fue clave la organización y resolución de problemas con nuestros directores y coordinadores de la radio, como Mario del Barrio y Javier Salido.

Cristina Noriega

Por otro lado, la constancia y la dedicación fue fundamental para seguir con el programa tanto en la Universidad como ahora, en una emisora. Además, el formato ha variado poco porque creemos que es la esencia de este programa, es decir, contar informaciones y curiosidades de actualidad pero desde nuestro punto de vista. Aunque, nos costó un poco buscar todas las secciones y temas para que fuera diferente a programas existentes.

Mario: Prueba y error. Está claro que el primer programa que hicimos no era ni de lejos lo que es ahora. La madurez la da el haberse equivocado muchas muchas veces. Supongo que lo mejor es tener una idea en la cabeza,, compartirla con el resto y llevarla a cabo. Y, a medida que el tiempo corre, ir puliendo para hacerla aún más redonda. Este tipo de proyectos se crean confiando en la gente, con democracia y participación, distribuyendo las tareas y disfrutando cada programa. En más de una ocasión, hemos visto que una idea no funciona, no va con nosotros o simplemente se nos ha ido de las manos. Para mal o para bien eso es una ventaja a la hora de hacer balance y decidir cómo quieres continuar el camino.

¿Qué es lo más gratificante que habéis obtenido del programa?

Ana: Para mí lo más gratificante, es ver como todos como equipo avanzamos programa a programa, esos viernes que al terminar el programa te vas pensando hoy nos hemos marcado un programazo. Pero también esos momentos previos, en los que siempre hay nervios, y Cris y yo estamos dentro del estudio y Mario al frente de la mesa de mezclas pensando a ver si hoy sale bien y gusta. Al acabar el programa darte cuenta de que todo salió bien y acabas el programa en la cafetería con una reunión de equipo, donde somos compañeros y amigos.

Cristina: Para mí fueron varios momentos, pero destaco la audiencia, que todavía nos sigan escuchando en otra emisora, ya no en la universidad y que los propios dueños, nos animan a seguir con el programa porque les gusta. Y también quiero resaltar, la disponibilidad de varios invitados que decidieron acudir al programa para hablar con ellos, por ejemplo, hace poco, una actriz Elisa Lledó habló con nosotros mediante una llamada telefónica en directo.

Mario: Cientos de buenos ratos durante, antes y después de hacer el programa. Ver como cada uno se involucra a su manera y cree en el proyecto y en que puede llegar lejos. Que lo haga o no al final, es lo de menos. Hemos aprendido de todos de todos, nos hemos conocido mejor y hemos evolucionado como personas y profesionales.

Mario del Barrio

¿Cómo os ayudó la universidad en este proyecto?

Ana: A pesar de ser alguien ajeno a Uneatlántico he percibido su apoyo intentando siempre aportar todos los medios y apoyándonos en el paso de la universidad a la FM.

Cristina: La universidad fue un punto de conversación para poder dar el salto y ya realizar el programa en una emisora aparte junto con nuestras conversaciones con la radio.

Mario: La universidad sirvió de lanzadera, de nexo entre la incertidumbre, la diversión, el disfrute y el miedo. Como siempre que uno se presenta ante una nueva etapa de la vida, un proyecto nuevo o lo que sea, el vértigo es un elemento con el que hay que luchar. Tuvimos la libertad suficiente para que esa incertidumbre se diluyera entre la ilusión y las ganas de hacer algo bueno y bien hecho.

¿Cómo surge dar el paso de ser un programa universitario a tener un hueco en el dial?


Estudio Arco FM

Ana: La universidad junto con Arco FM dio la oportunidad de ceder espacios a programas universitarios, el nuestro fue seleccionada para dar ese salto y ni lo pensamos, al terminar esa temporada desde la radio nos comunicaron que les gustaría que siguiéramos con ellos y acudimos.

La verdad que el salto de ser un programa universitario que solo podía escucharse por internet a pasar a las ondas fue algo muy gratificante, se vivió con muchos nervios y responsabilidad pero al final mereció la pena y fue el premio por todo el trabajo realizado.  

Cristina: Pues la verdad no sabría muy explicarte cómo, pero sí fue un momento que nos dimos cuenta que nuestro formato podría servir y ser interesante para un público más amplio y en otra emisora. También, queríamos vivir la experiencia nueva y la presión que tienes de dejar la universidad para ir a un mundo más profesional, donde tienes que estar día a día en el cañón. Además, en la parrilla de la universidad, nuestro programa era el más escuchando con lo cual, nos ofrecieron esa oportunidad y no dudamos.


Mario: Llega un momento en la carrera, o la vida de todo el mundo que está preparado para saltar al siguiente nivel. Posiblemente haya gente que no lo intente, más que nada porque igual no es su objetivo o su interés. En nuestro caso, estaba claro que queríamos continuar en serio y avanzar como comunicadores, hacer del programa más grande y llegar a más gente. Es un paso natural, ves que ya lo que hacías y/o cómo la haces se te queda pequeño y la única manera y la mejor manera es buscarte un hueco en un medio profesional mayor.

0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share via